No todo es fútbol - Pelayo González Fotografía
1543
post-template-default,single,single-post,postid-1543,single-format-image,bridge-core-1.0.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,columns-3,qode-theme-ver-18.0.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

No todo es fútbol

aerobic acrobatico biribildu

No todo es fútbol

No, no todo es fútbol, existen más deportes. Este es un tema que siempre me ha parecido tan curioso como injusto, pero recientemente cada vez me parece más lo segundo y menos lo primero. Seguramente, gracias a el tipo de gente con la que trabajo en esta última época, soy más consciente aún de que existe y de lo triste que puede llegar a ser el poco apoyo institucional que reciben los deportes minoritarios (es decir, todos aquellos que no sean fútbol y, forzando un poco bastante, baloncesto).

Esta misma mañana he publicado en mi perfil de Facebook el caso de Biribildu, un equipo de aeróbic acrobático al que la propia federación ha propuesto representar a España en el Campeonato del Mundo que se celebrará en Korea este otoño, pero con la condición de que ellas mismas se financien el viaje y los gastos.

¿Aerobic acrobático?¿eso existe? Bueno, vale, no es un deporte muy conocido, pero supongo que la Gimnasia Rítmica sí que os suena, ¿no? Pues hace apenas un mes que se llevaron una medalla de oro, una de plata y una de bronce en la Copa del Mundo, celebrada en Finlandia, con una cobertura mediática que rozó el cero absoluto.

Esto no es exclusivo del deporte. Como decía, últimamente trabajo con gente que realiza actividades que no son, digamos, las más populares. No forman parte de ese “mainstream” del que todos, en mayor o menor medida, decimos huir, pero que luego, también mayor o menor medida, nos acaba atrapando a todos. ¿Que no es cierto? Claro, por eso hay programas que nadie admite ver por que son auténtica basura, pero luego revientan los índices de audiencia. En todas (o casi) las sesiones de fotos que he hecho con bailarines o bailarinas de ballet acaba saliendo el tema de la gran dificultad de encontrar una salida profesional en la danza sin tener que emigrar de aquí.

¿Que qué tiene esto que ver con la fotografía? Pues quizá poco (aunque por extensión también nos afecta a los fotógrafos). El motivo de este post es que considero una verdadera lástima tener a tanta gente llena de talento e ilusión que al final se ve forzada de una u otra manera a dejar su verdadera pasión para buscarse un “trabajo serio”.

Desde aquí animo a todo el mundo a prestar todo el apoyo posible a estos deportes y deportistas que apenas cuentan con medios para entrenar (quien dice aerobic o rítmica, puede decir rugby, esgrima, balonmano…).

Y conste que me encanta el fútbol, pero creo que en ese aspecto el tema está muy descompensado.

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies