Intercambios TFCD para novatos II: Consejos para tu primer TFCD (Modelos) - Pelayo González Fotografía
144
post-template-default,single,single-post,postid-144,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,columns-3,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Intercambios TFCD para novatos II: Consejos para tu primer TFCD (Modelos)

Boudoir Luz Natural Leire Blacksun Intercambios TFCD

Intercambios TFCD para novatos II: Consejos para tu primer TFCD (Modelos)

En el anterior post contaba, desde mi experiencia personal, en qué consiste esto de los intercambios TFCD. Hoy mi intención es daros unos pequeños consejos, en este caso de cara a l@s modelos, sobre cómo actuar ante el primer intercambio TFCD.

Ya tenemos claro que queremos introducirnos en este mundillo, y para empezar, queremos ir haciéndonos un book más o menos majo (sobre lo que es un book y su diferencia con una sesión de fotos, conceptos que se confunden a menudo, hablaremos en otra ocasión). Nos creamos un perfil en, por ejemplo, alguna de las webs que citaba en el anterior post, y de repente nos llueven las proposiciones de intercambios, la mayor parte de desnudo, aunque en nuestro perfil hayamos puesto que no hacemos desnudos (si, amiguit@s, los foteros «semos asín»). Después de contestar amablemente a algunas, menos amablemente a otras y bloquear a las restantes, encontramos un fotero o fotera que nos hace tilín (fotográficamente hablando, claro), el cual nos gusta por su estilo, porque nos inspira confianza o porque es guapo, por lo que sea. A partir de aquí es donde empiezan mis consejos.

Lo primero, en mi opinión, es recabar información sobre el fotógrafo, comprobar que es quien dice ser y que no es algún listo queriendo aprovecharse de la situación (desgraciadamente los hay, y en mayor cantidad de la deseada). Es buena opción preguntar a las modelos que han trabajado con él, o a fotógrafos que le conozcan, y buscar en Google. Si es un fotógrafo activo siempre podrás ver sus fotos o leer sus comentarios en los foros en los que participe. A mí personalmente me gusta, cuando es posible, conocer a l@s modelos antes de la sesión, charlar un rato y ver los trabajos de cada uno, aunque es cierto que ésto, con todos los medios que hay a día de hoy a través de Internet, ya no es estrictamente necesario.

Los términos de la sesión. Una vez que ya sepamos que el fotero es quien dice ser, toca hablar de los detalles de la sesión. Dónde va a ser, qué tipo de fotos se van a hacer, para qué se van a utilizar, qué estilismos se van a usar, si va a haber otros participantes (maquillaje, estilismo, peluquería…), y algo muy importante, cómo y cuando se van a entregar las fotos. Con esto me refiero a en qué soporte se van a entregar (CD, papel, se van a colgar en un servidor…), en qué formato (alta resolución, resolución para pantalla…) y en qué plazo de tiempo. Mi recomendación es elaborar y firmar entre los dos un contrato que refleje todas estas cuestiones, así queda por escrito y cerrado. Hay un montón de sitios en los que podéis descargar un modelo de contrato de TFCD y adaptarlo, si hace falta, a vuestra sesión. Ah, y firmarlo antes de empezar a hacer fotos.

Algo importante de cara a la sesión, especialmente si es la primera (yo diría la primera con un fotógrafo que no conoces), es ir acompañad@ a la sesión. Aunque yo lo recomiendo siempre a los modelos, me consta que hay fotógrafos a los que no les hace demasiada gracia, sobre todo porque la presencia de otra persona pueda inhibirte a la hora de posar. ¿La solución? Busca alguien con quien realmente estés cómod@, evitando en la medida de lo posible novios celosos, madres «tu lo que quieres es ver a mi hija en pelotas» y demás especímenes que puedan causar problemas en la sesión.

El día de la sesión. Mis consejos en este caso son de puro sentido común. Ya que el feeling y el buen rollo entre los participantes en una sesión de fotos suelen plasmarse en las fotos, es importante que existan, así que: sé puntual, si no vas a poder asistir a la sesión, avisa con toda la antelación posible (no es nada agradable estar esperando por alguien con todo el equipo y que ese alguien no se presente), duerme lo suficiente como para no tener unas ojeras que asusten… y divértete.

 

Todo ésto que os cuento está basado en mi experiencia personal y en una guía que publicó hace tiempo Teco, un amiguete de Madrid, gran fotero, por cierto, y que os podéis descargar completa aquí.

Cualquier comentario, improperio o consejo que a mí se me haya olvidado, será siempre bien recibido.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies