Reflectores 5 en 1: El accesorio que no puede faltar en tu equipo

reflectores 5 en 1: el accesorio que no puede faltar en tu equipo

En este artículo quiero contarte qué son y cómo utilizar los reflectores 5 en 1  para conseguir buenos retratos, especialmente en días soleados. Si te interesa el tema, acompáñame y lo cuento.

¿Qué son los reflectores 5 en 1?

Un reflector 5 en 1 es un accesorio importantísimo en el equipo de cualquier fotógrafo o fotógrafa, y no es más que una superficie de tela difusora plegable que se puede cubrir con una funda reversible en la que vamos a encontrar 4 superficies reflectantes: una blanca, una negra, una plateada y una dorada. ¿Suena complicado? Para nada. Mira esta foto

reflector 5 en 1 circular

En la mayor parte de los casos tienen forma circular, sobre todo en los de tamaño medio (entre 60 y 120cms). En tamaños menores es frecuente ver reflectores triangulares y cuando nos vamos a tamaños más grandes, como el que puedes ver en vídeo que encabeza este artículo, suelen tener forma rectangular.

¿Para qué sirve un reflector 5 en 1?

En la mayoría de las ocasiones, vamos a utilizar los reflectores 5 en 1 para rebotar la luz, ya venga del sol o de un flash, de hecho también hay quien los llama rebotadores de luz. Pero, como vas a poder ver un poco más adelante en este mismo post, también podemos utilizarlos para difuminar la luz cuando queremos suavizarla.

Un uso menos frecuente de este accesorio, sobre todo porque ya necesita tener cierto tamaño, es como fondo para nuestras fotos. 

Un reflector 5 en 1 es de gran utilidad para enriquecer la iluminación de nuestras fotografías, tanto en estudio como en exteriores, aunque lo cierto es que en mi opinión, donde más partido se le puede sacar a este accesorio es en exteriores, especialmente cuando tenemos que hacer fotos en días soleados. Esto es debido a que es un accesorio ligero, barato y muy transportable que resulta muy cómodo de manejar. Además en el estudio, por lo general, tenemos muchas más opciones para conseguir luces de relleno, controlar temperaturas de color y suavizar la luz de nuestros flashes. En cualquier caso, es un accesorio que nos puede ayudar a enriquecer mucho todos nuestros esquemas de iluminación, ya sean en estudio o no.

¿Cómo se usa un reflector 5 en 1?

El uso de los reflectores 5 en 1 es muy sencillo. Se trata simplemente de elegir el tipo de modificación que queremos hacerle a la luz, es decir, el lado del reflector que queremos utilizar, y a partir de ahí buscar el sitio en el que tenemos que colocarlo para conseguir el efecto que estamos buscando. A continuación te cuento el efecto que tiene cada superficie del reflector en nuestras fotografías.

Para que puedas comparar, vamos a partir de una fotografía hecha con luz directa del sol, en la que puedes ver cómo se forman sombras muy duras, con mucho contraste, que no favorecen nada a nuestro modelo.

Lado dorado

Este lado es el que menos utilizo, tanto en exteriores como en estudio. Aporta un tono más anaranjado a la luz y puede ocurrir que tengamos dos temperaturas de color en la fotografía (la de la luz principal y la de la luz rebotada serán diferentes), lo que no suele encajar con mi estilo de fotografía. Sin embargo, puede ser útil para crear un ambiente cálido en determinadas situaciones.

Lado negro

Tampoco utilizo mucho este lado en exteriores. Su función es quitar luz y generar más contraste, algo que no buscamos en días soleados, aunque es cierto que si estamos en un día nublado, por ejemplo, con una luz muy difusa y con muy poco contraste, nos puede ayudar a darle a nuestra foto ese toque extra que le de un poco de vida. En estudio, puede ser útil para crear sombras y contrastar la imagen.

Lado plateado

Este lado lo utilizo bastante más. Refleja mucha cantidad de luz y crea una iluminación equilibrada entre el modelo y el ambiente. Tiene el problema de que tiene un reflejo casi especular, y las arrugas que se forman al plegarlo pueden darnos zonas de luces más altas que otras. Nada que no se pueda corregir en edición, pero si podemos evitarlo, mejor que mejor.

Lado blanco

Es el lado que más utilizo. El reflejo de la luz es muy bonito y bastante intenso, aunque un poco menos que en el lado plateado. La luz es difusa y homogénea, lo que crea una iluminación muy favorecedora para los retratos y sin las luces altas que puede general el lado plateado.

difusor

Además de reflejar la luz, el reflector 5 en 1 puede usarse como difusor. Si le quitamos la funda reversible, nos queda una superficie blanca translúcida que podemos colocar entre el sol y nuestro modelo para difuminar la luz de forma similar a un softbox. Es una opción ideal para conseguir una luz muy suave y favorecedora.

Te dejo aquí un collage con todas las fotos anteriores, para que puedas compararlas mejor:

Ventajas de los reflectores 5 en 1 (y un inconveniente)

  • Son ligeros. No dejan de ser un trozo de tela translúcida con un bastidor de plástico y una funda también de tela. Por grandes que sean, siempre son ligeros.
  • Fáciles de manejar. Tan sencillo como elegir la cara del reflector que queremos utilizar en nuestra foto y buscar el sitio desde el que consigamos la iluminación deseada.
  • Baratos. Lógicamente, algunos son más caros que otros, pero en general todos cumplen su función y un reflector circular  como el que uso en el vídeo (110cms) anda sobre los 30€
  • El único inconveniente que tienen es que si tienes que utilizarlos en exteriores y hace algo de viento, vas a necesitar a alguien que lo sujete. Su superficie y su poco peso hacen que el viento los mueva e incluso los tire continuamente.

comprar reflectores 5 en 1

Si estás pensando en comprar un reflector 5 en 1 ( que si no lo tienes ya, deberías estar pensando en hacerlo), hay una característica principal que tienes que tener en cuenta: el tamaño.

Dependiendo del tipo de fotografía que hagas y para qué lo vayas a usar, tendrás que elegir un tamaño u otro. Tienen tan poco sentido usar un reflector de 30cms para un retrato de medio cuerpo como usar uno de 150x200cms para fotografiar un plato de comida.

  • Pequeños (hasta 50cms). Se utilizan sobre todo para fotografiar objetos pequeños en fotografía de producto. En estos tamaños es frecuente verlos de forma triangular o cuadrada, aunque la mayoría son redondos. 
  • Medianos (hasta 120cms). Son perfectos para retrato, y los más frecuentes. Los más grandes de este rango te pueden servir incluso como fondo blanco o negro si estás haciendo retratos cerrados.
  • Grandes (más de 120cms). Funcionan muy bien para encuadres más abiertos, como tres cuartos o cuerpo entero. En general suelen ser rectangulares para poder aprovechar más en reflejo. El que utilizo en el vídeo que puedes ver al inicio de este post es de 150x200cms.

En resumen, un reflector 5 en 1 es una herramienta muy útil para mejorar la iluminación de tus retratos. Es un accesorio económico y fácil de usar que puede marcar una gran diferencia en la calidad de tus fotos. Te recomiendo que lo pruebes y experimentes con él para descubrir todo su potencial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies